Inicio Selección Económica Survodutide de Boehringer Ingelheim mejora fibrosis en estudio de fase II

Survodutide de Boehringer Ingelheim mejora fibrosis en estudio de fase II

Boehringer Ingelheim ha anunciado anuncia resultados prometedores de un subanálisis del ensayo clínico de Fase II de survodutide que muestran que hasta el 64,5% de los adultos con fibrosis en estadios F2 y F3 (cicatrización moderada a avanzada) lograron una mejoría de la fibrosis sin empeoramiento de esteatohepatitis metabólica (MASH), frente al 25,9% con placebo después de 48 semanas de tratamiento.

Los pacientes con fibrosis en estadios F2 y F3 tienen un mayor riesgo de desarrollar complicaciones relacionadas con el hígado.

Los resultados completos del ensayo clínico se presentaron el pasado viernes en el Congreso de la Asociación Europea para el Estudio del Hígado (EASL) 2024 y se han publicado simultáneamente en ‘The New England Journal of Medicine‘.

El criterio de valoración secundario ha demostrado que hasta el 52,3% de los adultos tratados con este fármaco (BI 456906) lograron una mejoría significativa en la cicatrización hepática (fibrosis) en estadios F1, F2 y F3 (cicatrización leve a moderada o avanzada), frente al 25,8% con placebo después de 48 semanas de tratamiento.

Estos resultados complementan los datos anunciados a principios de este año, cuando el ensayo alcanzó su criterio de valoración principal. A su vez, los resultados han revelado que hasta el 83,0% de los adultos tratados lograron una mejora estadísticamente significativa de MASH frente a placebo (18,2%), reforzando el potencial del tratamiento como la mejor opción de su clase.

El fármaco es un agonista dual de los receptores de glucagón/GLP-1 con un novedoso mecanismo de acción, y es el primero en mostrar este grado de beneficio en fibrosis en un ensayo clínico de Fase II para MASH tras 48 semanas de tratamiento. El agonista del receptor de glucagón en este fármaco tiene el potencial de aumentar el gasto energético y tiene un impacto directo en el hígado, lo que podría contribuir a mejorar la fibrosis. Por su parte, el agonista del receptor de GLP-1 reduce el apetito mientras aumenta la sensación de saciedad.

Más:  Maxam anuncia el nombramiento de dos directores generales para enero de 2024

“Estoy particularmente emocionado por los resultados del ensayo clínico de Fase II, que demuestran el potencial del agonista del receptor del glucagón, además del GLP-1, para mejorar el abordaje de MASH y cambiar la tendencia en la fibrosis”, dijo el doctor Arun Sanyal, MD, Profesor de Medicina, Fisiología y Patología Molecular en la Facultad de Medicina de la Universidad de la Mancomunidad de Virginia, e Investigador Principal del ensayo. “Estos datos posicionan al fármaco como un agonista dual de los receptores de glucagón/GLP-1 que podría ser un punto de inflexión para las personas que viven con MASH y con fibrosis clínicamente significativa”.

En este ensayo clínico la mejora se valoró cómo una disminución de al menos un estadio en la fibrosis después de 48 semanas de tratamiento. La patología conocida como MASH tiene un carácter progresivo y afecta a más de 115 millones de personas en todo el mundo. Su causa es una inflamación del hígado que puede evolucionar a fibrosis y la cicatrización severa del tejido (cirrosis) puede aumentar significativamente el riesgo de enfermedad hepática en etapa terminal y cáncer de hígado.

Más:  137 firmas españolas premiadas por top employers por prácticas destacadas en recursos humanos

En esta etapa, un trasplante de hígado puede ser la única opción de tratamiento, lo que puede suponer un impacto económico importante en los sistemas de salud. La fibrosis hepática generalmente empeora lentamente, y es fácil que pase desapercibida. La reversión de la fibrosis hepática es a menudo un desafío en las etapas avanzadas de cicatrización y puede no ser posible en cirrosis.

En este ensayo clínico de Fase II, este fármaco también demostró mejoras frente a placebo para todos los demás objetivos secundarios después de 48 semanas de tratamiento. Los resultados mostraron que hasta el 87,0% de los adultos lograron al menos una reducción relativa del 30% de la grasa hepática frente al 19,7% con placebo, así como una reducción relativa en el contenido de grasa hepática de hasta el 64,3% frente al 7,3% con placebo. El cambio absoluto desde el inicio en la Puntuación de Actividad de la Enfermedad del Hígado Graso No Alcohólico (de sus siglas en inglés “NAS”, que se usa para medir la mejora en MASH) en los resultados reales del tratamiento fue de hasta -3,3 con este fármaco frente a -0,4 con placebo.

“Estos resultados son una muestra del potencial de este novedoso medicamento que puede convertirse la mejor opción de su clase para MASH. Iniciaremos rápidamente los ensayos clínicos de Fase III”, dijo Carinne Brouillon, Directora de Human Pharma en Boehringer Ingelheim. “Se necesitan urgentemente nuevos tratamientos para abordar MASH, una enfermedad interconectada con patologías cardiovasculares, renales y metabólicas como la obesidad, y estamos emocionados de continuar con estas importantes conversaciones con las autoridades sanitarias”.

Más:  Innovación y sostenibilidad: claves del éxito de PortAventura Convention Centre en 2023

Este fármaco ha sido licenciado a Boehringer Ingelheim por Zealand Pharma, siendo Boehringer el único responsable de su desarrollo y comercialización a nivel global. Por su parte Zealand conserva el derecho de copromoción en los países nórdicos.

En este ensayo clínico, este fármaco demostró datos de seguridad comparables con las moléculas de la familia de los GLP-1, sin nuevos datos de seguridad destacables. Este fármaco recibió la designación de vía rápida de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU (FDA) en 2021, y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) le otorgó acceso al esquema de Medicamentos Prioritarios (Prime) para MASH con fibrosis en noviembre del año pasado.

El fármaco también está siendo estudiado en cinco ensayos clínicos de Fase III para personas que conviven con sobrepeso y obesidad. Un ensayo adicional de Fase III está evaluando si este tratamiento puede ayudar a estas personas que conviven con sobrepeso u obesidad, con un diagnóstico confirmado o presunto de MASH, a disminuir la grasa hepática y perder peso.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorDaniel Caverzaschi conquista el torneo ITF Wheelchair y fija rumbo a París
Artículo siguienteTurismo en Arabia Saudí podría alcanzar 70 millones de visitantes en 2030