Inicio Actualidad FOTO DENUNCIA | “¡Qué put… vergüenza!”, aficionados del Athletic Club ‘se mean’...

FOTO DENUNCIA | “¡Qué put… vergüenza!”, aficionados del Athletic Club ‘se mean’ en la Basílica de la Esperanza de Triana

Tras la emocionante final de la Copa del Rey celebrada en el estadio de La Cartuja, Sevilla, donde el Athletic Club se alzó con el título frente al Mallorca, algunos aficionados del equipo vasco se vieron envueltos en un desafortunado incidente. En medio de las celebraciones por la conquista del trofeo, que el club no lograba desde hace 40 años, un grupo de seguidores decidió orinar en la puerta de la Basílica de la Esperanza de Triana, uno de los templos más emblemáticos y queridos de Sevilla.

Este acto de falta de respeto hacia un lugar de profundo significado religioso y cultural ha generado malestar tanto en la comunidad local como entre los fieles y seguidores del fútbol que valoran el respeto y la convivencia deportiva. Las autoridades sevillanas y los representantes del Athletic Club aún no han emitido declaraciones oficiales al respecto, pero se espera que tomen medidas para abordar la situación y evitar que sucesos similares se repitan en el futuro.

Más:  Así se podría haber evitado la muerte de la menor en el instituto de La Rinconada

La final de la Copa del Rey debía ser un momento de unión y celebración deportiva, pero acciones como estas ensombrecen el verdadero espíritu del fútbol. Se hace un llamado a la reflexión y al respeto mutuo entre aficionados, independientemente del resultado en el terreno de juego.

Para más información sobre este incidente y futuras actualizaciones, sigan nuestras redes sociales en Twitter y Facebook, o contacten con las autoridades pertinentes.


- Te recomendamos -
Artículo anteriorEl tiempo para hoy en Dos Hermanas, 8 de abril de 2024
Artículo siguienteColisión de un tren con un tractor en Osuna no deja heridos pero sí afectaciones en el servicio
Foto del avatar
Equipo de la redacción central de EditorialOn. Somos muchos, de sitios muy distintos y vivimos por y para la información.